Vivir en la Presencia de Dios


De todas las acciones y oraciones que podemos realizar ninguna es más importante y primera que pedir y rezar por la Presencia de Dios en nuestra vidas.
Esta Presencia tendría que ser la base de nuestra transformación Espiritual para usarla diariamente.

Se imaginan como seríamos si estuviéramos plenamente en Su Presencia, ¿pelearíamos con nuestros amigos, parejas, familiares, etc.?, ¿criticaríamos a nuestros vecinos?, ¿juzgaríamos a nuestros compañeros de trabajo?, ¿nos quejaríamos por realizar esas tareas que no nos gustan?Seguramente en Su Presencia, todo es liviano, todo es suave, como decía Jesús: “Tomen su Cruz y síganme que mi yugo es liviano”.

Lo que me hace sentir más cerca para estar en Presencia de Dios, es la repetición de la Oración en silencio, es decir en forma de Mantra, en cualquier actividad que realizo durante el día, o en esas noches de insomnio.

Cuando tengo miedo o presiento que alguna energía negativa me puede oscurecer repito: “Jesús, Hijo de David, ten piedad de mí”, cuando me atemoriza el futuro repito: “El Señor es mi Pastor, Nada me puede faltar” y cuando hago irritar a mi prójimo o me enojo, digo interiormente: “El amor de Dios es Eterno”.

Estos mantras que puse de ejemplo, desearía que ustedes lo pongan en práctica y sea de inspiración especial.

Leyendo la Biblia o libros espirituales puede buscar la suya para repetirla hasta que se grabe en el corazón.Aquí hicimos una selección de los tantos Salmos para que lean y mediten en la semana. A partir de ahí seguramente vendrán las Bendiciones más especiales para vuestras vidas.


Salmo 63

"Señor, tú eres mi Dios, yo te busco ardientemente;
mi alma tiene sed de ti,
por ti suspira mi carne,
como tierra sedienta, reseca y sin agua.
Sí, yo te contemplé en el santuario,
para ver tu Poder y tu Gloria.
Porque tu Amor vale más que la Vida,
te alabarán mis labios.
Toda mi vida quiero bendecirte
y elevar mis manos invocándote.
Mientras me acuerdo de ti en mi lecho
y en las horas de la noche medito en ti,
veo que has sido mi ayuda
y soy feliz a la sombras de tus alas.
Mi alma está unida a Ti,
Tu mano me sostiene".


Que tengas una semana colmada de Bendiciones y acompañado por La Divina Presencia de Dios, para que te prepares para un presente y futuro de Victorias en todos los planos de tu Vida.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Oraciones Metafìsicas para la Vida diaria.

Ego

"Palabras Claves de la Biblia"