El canto del pájaro



Comienza el mes y queremos regalarles algunos cuentos del libro "El canto del pájaro" de Thony de Mello.Sin duda èl era un mìstico que siendo sacerdote exploro las religiones orientales sin ningún preconcepto o límite.Es esa esencia la que soñamos los abrace a ustedes con estos tres cuentitos y como la semilla de la tumba egipcia haga crecer y transformar la espiritualidad en sus vidas, para que como decía otro maestro Emmet, comprendamos que tarde o temprano vamos a tener que colocar a Dios primero en nuestra vida. ¡Que Dios Santo Bendito Sea, con la Luz de su Amor Infinito y Eterno guíe sus Vidas hacia su Mágnifica Presencia y los lleve a su verdadera Misión! Amén

TRIGO DE LAS TUMBAS EGIPCIAS

En la tumba de uno de los antiguos . Faraones de Egipto fue hallado un puñado de granos de trigo. Alguien tomó aquellos granos, los plantó y los regó. Y, para general asombro, los granos tomaron vida y retoñaron al cabo de cinco mil años. Cuando alguien ha alcanzado la luz, sus palabras son como semillas, llenas de vida y de energía. Y pueden conservar la forma de semillas durante siglos, hasta que son sembradas en un corazón fértil y receptivo. Yo solía pensar que las palabras escritas estaban muertas y secas. Ahora sé que están llenas de energía y de vida.

Era mi corazón el que estaba frío y muerto, así que ¿cómo iba a crecer nada en él?

LOS PROFESIONALES

Mi vida religiosa ha estado enteramente en manos de profesio¬nales. Si yo quiero aprender a orar, acudo a un director espiritual; si deseo descubrir la voluntad de Dios con respecto a mí, acudo a un retiro dirigido por un experto; para entender la Biblia recurro a un escriturista; para saber si he pecado o no, me dirijo a un moralista; y para que se me perdonen los pecados tengo que echar mano de un sacerdote. El rey de unas islas del Pacífico Sur daba un banquete en honor de un distinguido huésped occidental. Cuando llegó el momento de pronunciar los elogios del huésped, Su Majestad siguió sentado en el suelo mientras un orador profesional, especialmente designado al efecto, se excedía en sus adulaciones. Tras el elocuente panegírico, el huésped se levantó para decir unas palabras de agradecimiento al rey. Pero Su Majestad le retuvo suavemente: «No se levante, por favor», le dijo. «Ya he encargado a un orador que hable por usted. En nuestra isla pensamos que el hablar en público no debe estar en manos de aficionados».

LA FLECHA ENVENENADA

En cierta ocasión se acercó un monje a Buda y le dijo: «¿Sobreviven a la muerte las almas de los justos?». Como era propio de él, Buda no respondió. Pero el monje insistía. Y todos los días volvía a hacerle la misma pregunta; y un día tras otro recibía el silencio como respuesta. Hasta que no pudo soportarlo y amenazó con abandonar el monasterio si no le era respondida aquella pregunta de vital importancia para él; porque ¿a santo de qué iba él a sacrificarlo todo para vivir en el monasterio, si las almas de los justos no iban a sobrevivir a la muerte? Entonces Buda, compadecido, rompió su silencio y le dijo: «Eres como un hombre que fue alcanzado por una flecha envenenada y al poco tiempo estaba agonizando. Sus parientes se apresuraron a llevar a un médico junto a él, pero el hombre se negó a que le extrajeran la flecha o se le aplicara cualquier otro remedio mientras no le dieran respuesta a tres importantes preguntas: Primero, el hombre que le disparó ¿era blanco o negro? Segundo, ¿era un hombre alto o bajo? Y tercero, ¿era un bracmán o un paria? Si no le respondían a estas tres preguntas, el hombre se negaba a recibir todo tipo de asistencia». El monje se quedó en el monasterio.

Es mucho más placentero hablar del camino que recorrerlo; o discutir acerca de las propiedades de una medicina que tomarla.

Comentarios

  1. Bellísima entrada, gracias.
    El viernes 8 de mayo, "Descubriendo Nuestro Interior", cumple un año, y fué gracias a Uds. que comencé a incursionar éste maravilloso mundo virtual, me gustaría que pasen a celebrar conmigo!!

    Abrazos miles!!!

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Oraciones Metafìsicas para la Vida diaria.

Ego

"Palabras Claves de la Biblia"