Ejercicios de ReEnergización y Revitalización.


Ejercicios de ReEnergización y Revitalización.

EL DEL ARBOL.

De preferencia con los pies descalzos parada sobre la tierra ó césped y junto del árbol escogido. (Procurando que no sea el que dé fruto).
De frente al árbol, pegas el pubis, el pecho y la frente al tronco del árbol como abrazándolo, las palmas de las manos sin rozarse, si está delgado poner una arriba y otra más abajo.
(Mentalmente) Saludas a la Divinidad..., y al hermano árbol le pides permiso para tomar de él toda la energía positiva que tiene y emana para nutrirte bien e ir cambiándola por la gris y desgastada que llevas, en la inteligencia de que a él le servirá ya que de eso se alimenta pues al igual que a la Madre tierra por polaridad les corresponde la energía negativa.
Mentaliza y visualiza que empiezas a recibirla principalmente por la palma de la mano izquierda y que empieza a recorrer poco a poco todo tu cuerpo, palmo a palmo.
Mentaliza y visualiza también, cómo va saliendo de Tí la energía gris y gastada por tu palma de la mano derecha hacia el tronco del árbol y también saliendo por las plantas de los pies hacia la Madre tierra quien la va absorbiendo amorosa para dar lugar a que Tú quedes bien impregnada de la energía positiva que necesitas.
Cuando sientas haber terminado (que eso se lleva como unos 15 minutos), no te retires sin antes haber dado las gracias por lo que has recibido.
Cuando hagas el ejercicio, olvídate del exterior, céntrate sólo en Tí, no te pongas a pensar si alguien te verá, qué dirá ó que pensará..., nada importa más que Tú y tu restablecimiento así que tranquilamente hazlo, siéntelo y disfrútalo.



EL DEL AGUA.

Como en todo, siempre se empieza por saludar a la Divinidad y pedir permiso al hermano elemento en cuestión para realizar nuestro ejercicio.
En un lugar de agua corriente, no estancada, se introduce la persona al agua a que le quede mínimo bajo del busto, con los brazos abiertos (como en cruz), y de acuerdo a la corriente del agua, que quede la palma de la mano izquierda como una boca que recibe el agua limpia, pura y clara cargada de energía y que al introducirse por ella, empieza a recorrer por carne, huesos, articulaciones, arterias y venas, llevándose con ella toda clase de impurezas, obstrucciones, malestares, todo aquello que encuentre a su paso y que sea negativo, para ir a desembocar por la palma de la mano derecha y planta del pie derecho, yéndose con la corriente del agua por el lado derecho siguiendo su curso, (procurando que no haya personas de ese lado), y así hasta que visualices que vas quedando limpia, pura y energizada de todos tus órganos físicos y obviamente mentaliza que se lava y limpia tu mente y tu corazón de tristezas, preocupaciones, melancolía, incluyendo resentimientos.
Cuando no es temporada para estar en el agua natural, no hay problema, harás exactamente lo mismo al ducharte, en la regadera; sólo hay que hacer la pose de la esfinge Egipcia, bien parada con la palma de la mano izquierda hacia arriba y sobre ella cayendo el agua de la regadera, el brazo derecho a tu costado hacia abajo con la palma de la mano derecha abierta pero hacia abajo también para visualizar como sale por ella el agua sucia por todo lo encontrado en su recorrido.
Llévate el tiempo que necesites, hazlo tranquila y pacientemente hasta que sientas la renovación completa y tu descanso espiritual.



COMER SOL.

Puede ser con los primeros rayos del Sol ó a las 12 del medio día.
Párate en donde puedas y te agrade para hacerlo. (Patio, jardín, terraza, campo). Cierras tus ojos, haces una oración al Padre, abre tus brazos en cruz y concéntrate. Abres tu boca, tanto como puedas y sientas que entra por ella la Luz del Sol (de nuestro Padre Cristo), iluminando toda tu boca hasta llegar a la garganta..., bien, es momento de cerrarla, inhala profundo y da una buena mordida, engulléndola y llevándola hacia adentro hasta donde creas necesitarla más, mientras exhalas...; por ejemplo a algún órgano dañado ó que sientas te molesta y si no hay nada de eso, simple y sencillamente ve iluminando y energizando todo tu ser.
Así de esa manera comerás Sol 7 veces..., Te llenarás de Luz Crística y quedarás bien energizada física, emocional y espiritualmente.


Extraído de la web

Comentarios

Entradas populares de este blog

Oraciones Metafìsicas para la Vida diaria.

Ego

"Palabras Claves de la Biblia"