Discursos del YO SOY


Dios no es un asunto de religión; Dios es la Ley de la Vida que hace latir sus Corazones y el de todos los seres humanos sobre la Tierra. Por lo tanto, cuando la humanidad llegue a entender que es Dios quién les da Vida, y que El está en su mundo físico y quiere que tengan la Felicidad, el Éxito y el Logro que todo Corazón desea; entonces, ese Poder de Luz llamado a la acción que hace latir sus Corazones, hará producir ese éxito para ustedes —si su mundo emocional se mantiene en armonía.
Esto es lo que la humanidad no ha entendido hoy —la necesidad de Armonía—. Si ésta es mantenida por un período suficientemente amplio, los Poderes de la "Presencia" pueden fluir para hacer Su Plan Divino, que es Pureza y Perfección.
La única razón por la cual su "Presencia" no les ha producido Perfección, es a causa de la desarmonía que cubre esa energía en su mundo de sentimientos. Observarán en la Lámina de la "Presencia": ese Rayo de Luz que llega a la cabeza de ustedes y se ancla en el Corazón, sale entonces hacia su mundo. Cuando esa Luz se cubre con discordia, se producen disonancias en su mundo. Las personas no se han percatado de ello, pero esa desarmonía sigue adelante, y justo al creer que han logrado un éxito, esa energía empieza a actuar, y la persona hacia la cual fue dirigida se desanima.
Así es como actúa la desarmonía en los sentimientos. Las personas sienten desaliento, descontento, depresión, o cualquier energía o sentimiento que esté actuando en sus mundos. Ello se manifiesta hacia las personas que están contactando y lo sienten; entonces, ustedes no prosperan. Mientras que si antes comenzaran —y les suplico— antes de iniciar cualquier negocio quédense a solas consigo mismos. Llamen a la "Presencia" para que los cargue con Su Felicidad —primeramente con Su Armonía—. Luego digan: "Poderosa Presencia YO SOY,' manifiéstate ante mí con tu Poderosa Radiación y armoniza a las personas, el lugar y la condición que Yo necesite contactar."
Entonces ustedes encontrarán el camino preparado; su éxito estará asegurado porque los Poderes de su Presencia" se han manifestado, ¡y la "Presencia" del individuo y la "Presencia" de ustedes son UNA! Por lo tanto, todas las "Presencias de Dios" individualizadas que hacen latir cada Corazón humano, quieren Perfección. Así, si ustedes están armónicos y vierten suficiente amor y armonía hacia el individuo o grupo que están contactando, ellos lo sentirán y les encantará ayudarles, eso es Éxito. Si se dirigen hacia una persona o grupo sintiendo dentro de ustedes gran antagonismo, ellos lo sienten y nada en el mundo puede evitarlo.
Es por eso que la humanidad no ha logrado el éxito. Ellos no han entendido las Leyes de su ser. Ustedes sienten esa radiación manifestándose ante sí, y si es discordante y antagónica, produce tal condición en el otro individuo, que fallan.
La Gran Ley de la Vida es Espléndida, si se comprende. En aquellos días, hace mucho tiempo, cuando Yo tampoco las entendía —cuando ese momento llegó, y después de pasar por tremendas experiencias en la octava humana, las mismas por las cuales pasa toda la humanidad— entonces Yo también vi que el único asunto que se interponía entre Mi Ser y Mi posición actual en la Luz, era Mi propio sentimiento. Ese sentimiento que se volvió desenfrenado, lleno de rabia y antagonismo, fue la circunstancia que había evitado Mi éxito, y es la única razón que evita que el ser humano tenga la Felicidad y la Victoria a las cuales tiene derecho.
Por favor sientan que su Dios-Luz que hace latir sus Corazones es el Poder de todo Logro. Si se mantienen lo suficientemente armónicos para invocar este Poder ante ustedes —Yo debería antes decir, dejarlo fluir—­entonces a medida que vienen a comprender que la "Presencia" es aquella que les da Vida, pueden invocarla con una increíble intensidad, aún en su actual comprensión. Verán cómo esa "Presencia" es el Poder del Universo y el de sus Logros, no importa sobre qué fijen su atención, siempre y cuando sea algo constructivo.
Su Cuerpo Mental Superior, que es su Inteligencia Discriminativa y Selectiva, no permitirá que un Poder más grande como tal fluya si van a abusar de él, porque tan sólo causaría imperfección; y no aceptará que ello siga adelante o aumente —sólo aprobará lo que han acumulado.
Eventualmente pueden preguntarse cómo es que hombres y mujeres avanzan por mucho tiempo haciendo cosas destructivas. Hay dos razones. La primera, tal vez en alguna de sus encarnaciones pasadas, han invocado alrededor de su ser una horrible energía. Esta energía es cargada y mantenida allí porque, a fin de expresarse, el egoísmo mantuvo toda esa energía alrededor de ellos y no les permitió salir a la luz. Recuerden, ustedes son los que decretan cómo va a actuar para sí esa energía cuando se manifieste. Por lo tanto, ellos han acumulado eso; así, para cualquier propósito destructivo, ellos sólo pueden usar la energía acumulada que ha sido atraída alrededor de sus cuerpos con el fin de producir cosas destructivas. Cuando eso ya ha sido usado, quedan como un globo sin aire, y no pueden extraer más energía. Entonces, ellos fracasan.
Ahora, cuando los individuos han llegado a comprender esta "Presencia," sin importar los errores cometidos, por favor no se detengan en ellos. Si saben que han cometido equivocaciones invoquen a la Ley del Perdón y digan: «"Amada Presencia YO SOY," vigila que Yo no realice esto de nuevo»; y con gran alegría y fortaleza llamen a la acción a la Ley del Perdón. Digan: «¡"Todopoderosa Presencia YO SOY, Te invoco para que asumas el comando y vigiles que ya no haga más estas cosas, que no cometa estos errores, porque ahora yo sé que Tu Inteligencia Me está dirigiendo, y Yo vivo en suficiente calma tal que Ella puede retornar a través de mí y dirigirme!»
Recuerden, Benditos, que la amabilidad es la cosa más grande del mundo, si desean logros. No importa lo que alguien les haga, oh, continúen en esa gran amabilidad y serenidad; luego el Poder de su "Presencia" puede fluir y enmendarlo todo. Jamás tomen una actitud arrogante, ni se pavoneen en la vanidad humana de: "Yo te diré lo que debes hacer." Así han antagonizado y ningún bien puede venir de allí.
Por favor acuérdense, no traten de decirle a los individuos lo que deberían hacer. Si es necesario, esfuércense en enseñarles la Ley, si ellos aprecian el escuchar; pero jamás dejen que aparezca como algo personal. Si el elemento humano dentro de esas personas es fuerte ellos sentirán antagonismo al pensar que alguien está tratando de gobernarlos. Después de todo, nadie tiene derecho de hacerlo.
Señores, la única cosa que concierne a ustedes, es la Perfección de sí mismos y de su mundo. No hay nada egoísta en ello. Tanto como ustedes se perfeccionen a sí mismos, esa radiación saldrá hacia aquellos que sienten esa Actividad Perfecta; y recuerden, la radiación que sale es una Substancia Inteligente y Auto-luminosa. Ustedes no la ven con la vista física; no obstante, en el mundo de los sentimientos es muy tangible, tanto como cualquier cosa física que toquen aquí. Esto es lo que el ser humano no ha entendido —que esta radiación fluyente es un asunto tangible para todos. Por supuesto, entre la gente que ha estudiado metafísica, existe la inclinación a pensar que ellos son las únicas personas que son sensitivas. Eso es una equivocación. Todos sobre la tierra son tremendamente sensitivos, más de lo que ellos mismos aceptan. Y ellos sienten estas cosas.
¡Si entienden la Ley, viertan amor y gentileza! Yo no Me refiero al amor como algo sentimental. El Amor nada tiene que ver con los sentimientos. El es la Substancia Inteligente y Auto-luminosa de la "Presencia" que se manifiesta ante su llamado. Mas cuando Nosotros hablamos del Amor Divino, Nos referimos a esa Substancia Inteligente y Auto-luminosa que es Energía y Substancia, la cual necesitan atraer a la acción para que salga y ejecute Su Actividad Perfecta en su mundo.

«YO SOY LA PRESENCIA GOBERNANTE QUE ME PRECEDE A DONDE YO VAYA DU­RANTE ESTE DÍA, ORDENANDO PERFECTA PAZ Y ARMONÍA EN TODAS MIS ACTIVIDADES».

Saint Germain

Comentarios

Entradas populares de este blog

Oraciones Metafìsicas para la Vida diaria.

Ego

"Palabras Claves de la Biblia"