Contra lo Inarmonico



En ciertas circunstancias, aunque no lo deseemos, conscientemente, podemos encontrarnos en medio de una situación que atenta contra la armonía, que es nuestra más preciosa posesión.
De golpe, podemos encontrarnos en medio de una discusión, sin poder entender por qué cierta persona nos está tratando indebidamente. Producto de ello, nuestro corazón palpita en forma desmedida, como si estuvieramos asustados y nos desviamos de nuestro camino de serenidad y clama interior.
Si bien sabemos que todo efecto tiene su causa, no tenemos la posibilidad de ponernos a meditar en el acto para encontrar el principio, el origen de tamaño inconveniente.
En semejantes ocasiones, podemos hacer uso de un para de palabras del sentido común, cargadas de intención metafísica:

"No acepto esta discusión, ni para ti ni para mi"

Al terminar la frase, debemos hacer un pequeño silencio para que la otra persona pueda internalizar lo que acabamos de decir. De paso, podemos aprovechar esa interrupción para buscar calma en un decreto constructivo:

"Amado padre, Yo Soy tu hijo. ven a mí, toma el mando y condúceme hacia la armonía y la Felicidad. gracias Padre, que ya me oíste"

Cuando tu piensas en El, al instante sientes que la Presencia de Dios comienza a ordenar todas las cosas, porque nada que haya sido creado por El puede mantenerse en estado inarmónico si reclama su ayuda y cumple con la Ley del Ser.
Vivir en la Ley del Ser es vivir en Amor, pensando y dando solamente Amor y Bondad. el estar así. sintiendo y actuando amorosamente frente a tí mismo, con tus seres queridos, con cuanta persona te cruzas, reconociendo que todo-todo-todo lo que existe expresa vida, al estar dichoso y equilibrado, todo ello explica y contiene la felicidad. por eso te sonríes y dices: " No me falta nada, lo tengo todo". Porque cuando estás en armonía transmites una paz interior que apaga cualquier deseo superfluo..... Eso sí, no lo digas negativamente, no digas: Estoy tan feliz que siento que no puedo estar mejor, porque entonces el péndulo empezará a girar hacia el otro extremo.

Es decir que debes aprender a cuidar este estado de dicha plena, y saber- por lo tanto- que hay cosas que no tiene sentido hacer, decir o pensar, ya que atentan contra tu estado armónico, porque destruyen tu unión con Dios y te llevan a actuar en contra de la Ley del Ser.
Ya lo sabes :si estas molesto, enojado, disgustado, ansioso, temeroso, preocupado, etc,. no estás en paz. Si no tienes paz, no eres feliz.
Para cambiar ese estado, debes elevar tus pensamientos por sobre las discusiones en las que has ca´dio, haciendo uso del principio de polaridad: aquí tienes dos oraciones apropiadas:

"Niego la inarmonía, no acepto esta apariencia de conflicto. Dios es Armonía Perfecta. en el Espíritu no hay choque, ni contariedad, ni lucha no cosa alguna que
oponga al cumplimiento de la Perfecta Armonía. gracias Padre, Bendigo tu armonía en esta circunstancia.

"No acepto esta discusión que nos distancia y forja una imagen de aparente separación entre tú y yo. No lo acepto ni para mí ni para ti. Dios es Amor e Inteligencia. En El no hay separación poruqe todos somos Uno, bajo su gracia y de manera perfecta. te ofrezco mi perdón y a mi mismo me perdono. gracias Padre, por bendecirnos con Tu Amor

Saint Germain ( Metafisica 4 en 1 Tomo 2)

Comentarios

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Oraciones Metafìsicas para la Vida diaria.

Ego

"Palabras Claves de la Biblia"