Encuentra y Usa Tu Poder Interno (extracto)



LA HORA DE DIOS

La Hora de Dios es el evento más importante del día. Puede consistir de treinta minutos o más, acorde a las necesidades del individuo, pero difícilmente puede ser menos que eso si verdaderamente tienes un firme propósito en tu vida espiritual.
La Hora de Dios es el momento en que lees la Biblia u otros libros espirituales, meditas y oras.
El secreto práctico de la salud, felicidad, prosperidad y de un constante crecimiento espiritual, es hacer que La Hora de Dios sea la principal, es decir el evento más importante en tu día. Deja que ésta sea la línea central y en otras palabras la actividad a la cual están supeditadas todas las demás.
Deja que cualquier otra cosa a favor de ésta sea pospuesta u omitida antes que dejar de lado La Hora de Dios. Deja que cualquier otro compromiso sea cancelado en favor de éste. Deja cualquier otro trabajo sin hacer antes que perder éste. La Hora de Dios no necesita ser sujetada al mismo momento cada día, aunque sería muy útil, si esto pudiera ser hecho. Lo esencial es que La Hora de Dios sea el evento más importante en las veinticuatro horas y que todo lo demás sea secundario a eso.


MILLENNIUM
A medida que la Verdad de la Omnipresencia Y Disponibilidad de Dios se vaya filtrando más y más dentro de las mentes de las personas, llegarán vastos cambios para el bien de la raza humana. Estos cambios, al menos al principio, pueden ir acompañados por un cierto porcentaje de confusión y aprehensión, pero esa etapa no durará mucho tiempo.
Primeramente desaparecerá toda la pobreza, este cambio comenzará en los países de habla inglesa, luego será visto en la Europa Continental y después entre las demás civilizaciones. Esto significa el fin de las villas miseria con su profana trinidad de pobreza, hambre y suciedad. Todos gozarán de una verdadera prosperidad sin victimizar una sección de la comunidad a favor de otra. Por supuesto, esto significará también el fin del crimen.
A continuación se irán las enfermedades. La gente demostrará saludables cuerpos como cosa común y vivirá en plena actividad hasta una edad avanzada.
Así con toda rapidez la conciencia humana se mejorará y los mil y un miedos, celos, enemistades, resentimientos y cosas por el estilo que hoy en día arruinan la vida de las personas, serán absolutamente cosas del pasado y la guerra en sí cesará de existir, la guerra entre naciones y la guerra industrial también.
Piensa en un mundo sin ejércitos y sin marina de guerra, sin departamentos de policías, sin prisiones, sin hospitales, sin casas pobres, sin orfanatos, sin llaves en las puertas o en las gavetas, sin bancos o bóvedas de seguridad, porque ya no hay necesidad para tales cosas.
Piensa en este nuevo mundo y ayúdalo a nacer creyendo en él, ansiándolo y orando por él.

Emmet Fox

Comentarios

  1. Interesante Post feliz semana Saludos

    ResponderEliminar
  2. Excelente post amigo, muchas gracias por compartirlo, da gusto visitar tu Blog.
    Te invito al mio, seguro que te gustará:
    http://leyendas-de-oriente.blogspot.com/

    Un gran saludo, Oz.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Oraciones Metafìsicas para la Vida diaria.

Ego

"Palabras Claves de la Biblia"